Sigueme en:

jueves, 13 de octubre de 2016

IHOP WTC

Cuando pensamos en IHOP pensamos en esos tan deseables pancakes que sólo ellos saben preparar y seamos honestos, la mayoría de los que hemos visitado estos lares nos hemos dejado hechizar por los pedazos de cielo que combinan perfectamente con mermelada de zarzamora o miel de mapple.

Por eso hoy Chica tragona trae un nuevo reporte ahora sobre este famoso lugar visto por un ángulo no tan conocido, me refiero a sus comidas.   El sábado pasado el Chico tragón y yo visitamos el IHOP WTC a la hora pico de la comida, sin embargo el lugar se encontraba prácticamente vacío para ser un sábado en la ciudad.   Unas tres mesas se encontraban con comensales lo que hacia que el gran lugar se viese depresivo, una amable mesera nos condujo por el lugar sin decidirse en que mesa sentarnos hasta que nosotros elegimos un gabinete lejos de una pequeña familia.


Para comer él pidió Specialty Pot Roasts que se compone básicamente de carne de res con cebollas caramelizadas en salsa gravy y champiñones.  Servido con puré de papas, granos de elote y pan de ajo.  Por mi parte decidí que al tratarse de un restaurante americano lo mejor sería pedir una Cheddar Mushroom Burger que contenía champiñones queso cheddar, queso amarillo, tocino y carne de res.


La mesera fue amable sin llegar a ser opresiva, una de las cosas que valoro en el servicio de un restaurante; para mi gusto no hay nada peor que un mesero o gerente que este sobre el comensal preguntando si todo esta bien o si se necesita algo más.   La orden fue rápida, mucho más de lo que se esperaba, sin embargo lo que ordenamos no era lo que esperábamos.

Nuestra idea del Specialty era diferente, la carne que esperábamos era en tiras y cuando llego era carne deshebrada, el pan de ajo fue muy bueno ya que resaltaba el sabor del platillo. Mi hamburguesa estaba rica salvo que el queso estaba frío, lo que contrastaba con el resto.  No se diferenciaba en nada a las de su competencia, y de hecho pudo pasar por una de Applebee's u otra de las tantas cadenas.

Para cerrar con broche de oro decidimos ordenar los New York Cheescake, los cuales son pancakes rellenos de trozos de pay de quedo, adornados con mermelada de  fresa, fresas y crema batida; junto con una malteada de chocolate.   A  mi parecer los pancakes estaban un poco crudos aunque  les di el beneficio de la duda pues estaban rellenos de queso.   Una buena opción para terminar sofocado de comida, tal como lo prometen.

Ustedes tienen la ultima palabra.  

1 comentario:

CarlosMxAx dijo...

Por lo que leí buena atención, mala comida
Una comida cruda es incomible en ese preciso instante pido pagar la cuenta y me retiró molesto comunicando mi enojo.

Un detalle, mi novia siempre me dice un local vacío = comida no buena, local lleno = excelente comida, uno siempre regresa cuando algo es bueno, y al inicio de tu entrada cumple está premisa.

Saludos